Phoeby y Casi disfrutando de unas merecidas vacaciones en los Picos de Europa.